Algo más que agujas

Cuando hablamos de acupuntura, la imagen más frecuente en la gente es la de una enorme aguja atravesando alguna parte de nuestro cuerpo....algo que puede ser aterrador para los que le tienen fobia. Pues bien, agujas son, pero muy finas y su inserción es superficial, por lo que es casi indoloro. Esta es la variante que más se aplica, pero también se pueden emplear otros instrumentos como el láser, estimuladores eléctricos o aplicadores térmicos (moxa).

Los puntos de acupuntura, los localizaremos dentro de doce recorridos que reciben el nombre de meridianos, recorren el organismo suministrando energía a cada una de las partes del cuerpo por las que pasan (cabeza, articulaciones, músculos, glándulas, pulmones, hígado, estómago o riñones).

Estos meridianos llevan el nombre de los órganos y disponen de un número determinado de puntos de acupuntura, que al ser estimulados, sirven para tratar todo tipo de enfermedades.

La energía Yin y Yang son las que recorren estos doce meridianos. La Yang, procede de la alimentación y aquello que respiramos, mientras que la Yin o energía ancestral es la recibida de nuestros progenitores. Esta última queda depositada en los riñones, que serán los encargados de distribuirla por todo el cuerpo mientras vivamos. La ausencia de cualquiera de estas dos energías, es incompatible con la vida y su desequilibrio en los órganos principales, es lo que produce la enfermedad.

La acupuntura ha sido practicada en China y otros países asiáticos durante miles de años como método de prevención y tratamiento de diversas enfermedades. Hoy en día, es una terapia muy conocida también en Europa, en países como Francia o Alemania, ya lo tienen instaurado en su seguridad social.

Su eficacia está avalada por la Organización Mundial de la Salud, en 1979, publicó un informe con las enfermedades, que por su efectividad y evolución era recomendable tratar con esta técnica (sinusitis, colon irritable, asma, cefaleas, síndrome de túnel carpiano, fibromialgia, calambres menstruales o dolores a nivel de cuello entre otras muchas).

Las personas con dolor crónico, recurren a esta como alternativa para reducir la toma de medicamentos y así mejorar su calidad de vida.

Podríamos escribiros mucho más acerca de la acupuntura, esto es solo una introducción para una terapia que tan buenos resultados nos da en consulta. ¡Seguiremos informando!

En Meraki Salud, podemos resolveros las dudas acerca de este u otro tema.

PsicoFfisio+ Nutrición