Grandes Inversiones

A juzgar por el título del artículo seguro que muchxs de vosotrxs estaréis pensando que nos hemos vuelto locas y os vamos a hablar de la bolsa o, más arraigado en España, la inversión inmobiliaria.

Pues sintiéndolo mucho tendréis que esperar a otro momento para saber dónde meter vuestros excedentes de dinero (o podemos proporcionaros un número de cuenta en el que ingresar donativos ;P ), porque de lo que trata este texto es de las prioridades a la hora de gastar ese sueldo que tanto nos cuesta ganar.

Y de paso reivindicar un poco las profesiones que ofrecen un servicio de ayuda a lxs demás.

No es la primera vez que, en ese universo para-lelo (el guion es adrede) que es internet, leemos comentarios del tipo "claro que estoy mal y necesitaría un psicólogo, pero no me puedo gastar X dinero al mes en eso" o "prefiero gastarme ese dineral en otra cosa y esperar a que se me pase solo" e incluso "voy a crear una asociación gratuita donde darnos apoyo unos a otros"

¡Os prometo que son comentarios reales!

He de decir que el último de los supuestos me parece perfecto, es de mucha utilidad compartir tus vivencias con personas a las que les puede estar pasando lo mismo que a ti, pero eso en ningún caso te va a garantizar que superes tu problema, tan solo que te sientas comprendidx.

En ocasiones da la sensación de que las personas que nos dedicamos a ciertas profesiones relacionadas con la salud debemos trabajar "por amor al arte", lo cual implica que no comemos ni tenemos que pagar facturas.

No tengo el más mínimo interés en hacer proselitismo, pero me gustaría que quedara claro que detrás de una sesión de terapia de una hora hay trabajo anterior y posterior para preparar las sesiones, mandar las tareas y buscar material que pueda ser útil. Además de eso hay 5 años de carrera y varios másteres (OJO, no somos Cifuentes, nos han costado esfuerzo y dinero) que hacen que, en el mejor de los casos, consigamos revertir situaciones muy difíciles mantenidas en el tiempo en tan solo unos meses de tratamiento.

Si consideras que tu vecina o la peluquera pueden lograr los mismos efectos eres totalmente libre de intentarlo por esa vía. Te deseo suerte.

Está claro que cada unx tiene más presente lo suyo, pero rara vez escucho a gente quejándose de los más de 100e que te cobra cualquier médico privado por diez minutos de consulta, veinte si le has caído en gracia.

Por eso me gustaría que antes de plantearos si invertir en terapia va a ser una pérdida de dinero (y tiempo) penséis en cuánto os ha costado la TV que tenéis en el salón, el móvil que lleváis en el bolsillo o la cámara de fotos réflex que está cogiendo polvo en la estantería la mitad del año. Mi segunda recomendación es que confiéis en la persona que tenéis delante, va a ser unx profesional que intentará sacar lo mejor de vosotrxs mismxs en el menor tiempo posible, porque su vocación es ayudar a la gente.

Cuanto más en serio os toméis vuestro tratamiento y más trabajéis entre sesiones sobre lo trabajado durante las mismas, antes llegará el éxito y la mejoría. No hacemos milagros, ¡pero lo intentamos!.

En Meraki Salud pensamos que la mejor inversión es sentirse bien y ser lo más feliz posible... ¿tú qué opinas?