La Vida es Sueño...

La vida es sueño...y los sueños sueños son. Esto está muy bien como poesía, pero la realidad es que, a tod@s en mayor o menor medida, nos ha costado conciliar el sueño alguna vez (o durante una larga temporada). Si quieres tener recursos suficientes para dormir como un bebé más allá de la leche caliente antes de acostarte y las ovejas saltarinas, sigue leyendo.

Te voy a contar varias cosas antes, pero no te preocupes, no te va a entrar el sueño todavía.

Según cómo se presente, el insomnio puede ser de Inicio si nos cuesta quedarnos dormidos; de Mantenimiento si te duermes rápido pero tienes frecuentes despertares nocturnos y por último podemos tener Despertar precoz si, mucho antes de que suene el despertador, ya estamos con los ojos más abiertos que un búho.

Dependiendo de lo que interfiera en tu calidad de vida, es decir, si al día siguiente apenas lo notas o por el contrario vas como un zombi por la vida, puede tratarse de Leve, Moderado o Severo. En este último caso se producen otros síntomas asociados como el mal humor, cansancio excesivo o el estrés.

¿Cuánto tiempo llevas sin dormir bien? Si te pasa de forma puntual o pasajera (unos días) lo llamamos insomnio Ocasional o Transitorio. Si llevas menos de 3 o 4 semanas sin pegar ojo estamos ante un insomnio de Corta duración, pero si llevas meses o incluso años sin descansar como necesitas estamos ante insomnio Crónico.

Pues bien, a no ser que te pases la vida viajando (qué envidia!) o sufras de dolor crónico, síndrome de las piernas inquietas o apnea del sueño, lo más probable es que tu insomnio sea debido a causas como la ansiedad, la depresión o unas pautas de higiene del sueño inadecuadas.

Es en estos casos en los que podemos ayudarte a través de técnicas de relajación, enseñándote a modificar los pensamientos negativos que te hacen sufrir o con pautas de higiene del sueño entre las que tenemos las siguientes:

  • La primera es muy obvia, pero sabemos que mucha gente lo hace mal. No tomes café, té, chocolate o ningún refresco con cafeína (no hacemos publicidad gratis ;) al menos 6 horas antes de acostarte. Nada de "yo duermo igual de bien tomando café con leche después de cenar". No es verdad, estás mandando a tu cerebro mensajes contradictorios y no le gusta!
  • Hacer ejercicio es uno de los mejores remedios para el insomnio. Pero ojo! Si haces ejercicio intenso hasta 3 horas antes de dormir puede activarte, así que cuidado con esa clase de zumba de las 10 de la noche, que el profe es muy guapo pero a lo mejor no te deja dormir después.
  • Mucho cuidado con la tele, la tablet o el móvil como compañeros de cama. La luz que emiten hace que nuestro lindo cerebro reciba la orden de "¡despierta! Es de día" mientras en la calle las farolas hace horas que alumbran. Aunque creas que te ayudan a quedarte dormid@, la calidad del sueño será peor.

Si te has sentido identificad@ con alguna de las situaciones que he descrito al principio y crees que ya es momento de ponerle solución para despertarte con energía como para correr la maratón (o soportar una tediosa reunión, rima), no lo dudes, visítanos! Psico+Fisio+Nutri