Parejas en terapia...¿o terapia de pareja?

"Como una ola, tu amor llegó a mi vida..." Muy bonito como canción, pero si nos paramos a pensar en lo que dice le empezamos a encontrar fallos muy gordos.

Las olas llegan con fuerza, pero se marchan tan rápido como vienen. Luego vuelven, luego se van...uffff, ¡con lo cansadas que son las relaciones de pareja en las que nos vemos inmersos en un mar de idas y venidas! Rocío Jurado, muy comercial, pero muy poco práctico. Esas relaciones suelen acabar en una espiral de dependencia emocional nada recomendable si lo que quieres es ser feliz, pero muy cinematográficas.

Tengas o no pareja, párate a pensar en los primeros momentos de tu relación (o de alguna relación pasada), seguramente era todo sencillo e idílico. Os mirabais embobados, sus defectos te parecían virtudes y miles de mariposas se habían instalado a vivir en tu estómago. ¡Estabas enamorad@! No te preocupes, esa enajenación mental transitoria sólo dura unos cuantos meses, pronto volverás a la normalidad.

Después la relación entra en un periodo de mayor calma y madurez en el que os vais planteando objetivos y metas en común, a la vez que el compromiso se va haciendo mayor y puede que se den algunos pasos importantes como la convivencia o las (temidas por la mayoría) presentaciones familiares.

Lo normal es que sea en esta segunda etapa donde empiecen a surgir pequeños problemas que sería conveniente solucionar tan pronto como aparecen, ya que si no, a fuerza de repetirse, pueden acabar en costumbres o "vicios" muy dañinos y progresivamente más difíciles de arreglar. Sin embargo la mayoría de la gente no los detecta a tiempo, los va dejando pasar como si la situación fuera a cambiar por arte de magia o le busca "soluciones" tan efectivas como el reproche o la ironía...

Es en ese momento en el que la terapia de pareja es más efectiva, pues la relación no está desgastada, existe amor, y no hay hijos implicados (siempre es un factor de estrés añadido para la relación). Curiosamente una gran mayoría se sigue planteando la terapia como último recurso cuando ya no ven ninguna salida o cuando pretenden que alguien externo culpe al otro de los problemas como forma de exculparse a sí mismos.

El trabajo del psicólogo no es el de "salvavidas" o de "ser omnisciente" que os va a decir lo que hacer en cada momento, sino que os dará las herramientas para mejorar en aspectos tan esenciales como la comunicación o el reparto de responsabilidades y tareas. Un tema, este último, que sigue recayendo en mayor parte sobre la mujer.

¿No habéis oído nunca que lo que más puede excitar a una mujer es ver a su pareja fregando los platos? Un chiste sin gracia, pero que representa muy bien lo que quiero decir.

Otra de las cuestiones que se da con frecuencia en terapia de pareja es el tema de la infidelidad.

¿Se puede superar una infidelidad? Como respuesta rápida sí, se puede, pero no es sencillo ya que deberemos reconstruir uno de los pilares fundamentales de cualquier relación, la confianza. En esos momentos es muy importante la sinceridad a la hora de abordar todas las cuestiones planteadas en terapia, así como focalizarse en el presente y futuro, evitando las miradas excesivas al pasado y los consiguientes reproches. Si hay voluntad y amor por ambas partes el proceso casi seguro será un éxito.

Si detectas que la compañía de tu pareja no es tan satisfactoria como solía ser, no existe una comunicación fluida entre vosotros, las relaciones sexuales son menos frecuentes o monótonas, uno de los dos está soportando más cargas o las metas e intereses son muy dispares quizá sea el momento de acudir a un profesional que os ayude a encauzar de nuevo vuestro amor.

Porque eso sí, sin amor no se puede hacer gran cosa ya que no hay forma de fabricarlo.

En terapia de pareja podemos enseñarte a recuperar, no la chispa del principio, sino una relación madura y equilibrada donde cada miembro de la pareja haga crecer al otro como persona, dándole alas para así, juntos, volar todo lo alto que deseéis.

No lo dudes y ponte en manos de tu psicólogo en Vigo, ponte en manos de Meraki Salud.