Vértigo o mareo ¿de origen cervical?

Antes de empezar a explicaros las posibles causas de estos, os diré que mareo y vértigo, son dos estados diferentes; cuando nos mareamos, lo más probable es que tengamos una sensación de aturdimiento y/o de perder el equilibrio. Con el vértigo lo más característico es que todo gire a nuestro alrededor.

El vértigo es conocido como esa sensación de movimiento, desequilibrio y giro del entorno que nos rodea de manera inesperada; sensación de desmayo, alteración de la visión e incluso náuseas y vómitos. Pueden durar segundos, pero en casos más graves pueden llegar a horas.

Existen dos tipos de vértigo;

  • Vértigo periférico; deriva de la afección del oído interno que controla el equilibrio y el nervio vestibular. Entre sus síntomas más comunes; dificultad para poder enfocar los ojos hacia un punto concreto, pérdida del equilibrio, zumbido en los oídos, hipoacusia (pérdida auditiva en uno o ambos oídos por acumulación de cera en el oído, líquido en el oído tras una infección auditiva o un agujero en el tímpano).
  • Vértigo central; está relacionado con un problema directo en el cerebro. Aquí algunos de los síntomas serán; dificultad para masticar alimentos, visión doble, problemas al mover los ojos o parálisis facial provocada por un daño en el nervio facial.

El mareo hace referencia a una sensación de malestar repentino que aparece en diversas situaciones tales como movimientos bruscos, alteraciones en los niveles de glucosa en sangre o estrés. Suele tratarse de un síntoma de que existe algún tipo de alteración en nuestro organismo. Visión borrosa, cefalea, inestabilidad postural y la pérdida de tono muscular.

¿Cuándo asociamos el mareo o vértigo a una causa cervical?

  • Un dolor y rigidez cervical o en la nuca así como la pesadez y/o contracturas en trapecios,
  • Las situaciones de gran tensión emocional (divorcios, fracasos profesionales), según la medicina china en estas situaciones, la vesícula biliar se afecta especialmente. Al estar en disfunción provoca una serie de síntomas como náuseas y reflejos en forma de tensión muscular en diversas zonas del sistema músculo esquelético, entre ellas en el cuello y la nuca que a su vez desajusta a las vértebras cervicales sobre todo la primera y la segunda cervical lo cual irrita la arteria vertebral que lleva el riego sanguíneo al oído interno y al cerebelo.

¿Cómo podemos tratarlo?

  • La terapia manual es una manera ideal de tratar los problemas de origen cervical que generan o desencadenan vértigos o mareos cervicales.
  • Algunas plantas medicinales como el cardo mariano, azahar, ortiga verde o cola de caballo, también pueden ayudarnos.
  • Automasaje cervical y nuca: https://www.youtube.com/watch?time_continue=7&v=PX5cE7Km6ZQ

Para cualquier duda siempre puedes consultarnos en nuestro centro en Vigo, Meraki Salud Fisioterapia y Psicología.

psico+fisio+nutrición